el Tamal

Alemania y su respuesta contra el COVID-19

Escrito por:

Leah Senn Ramirez

En las últimas semanas ha habido gran discusión alrededor de Alemania y su repuesta contra el COVID-19. Muchos de sus habitantes han salido a protestar a las calles de las ciudades grandes como Stuttgart y Berlín, y se ha formado una verdadera red de controversia entre los ciudadanos. Como estudiante del Colegio Alemán, aun viviendo en Guatemala, me interesó mucho por la política de este mismo país y creo que deberíamos aprender del gobierno alemán, ya que su reacción ante la crisis ha ayudado a salvar miles de vidas. Por esta misma razón muchos científicos de todo el mundo han felicitado al gobierno federal por su manejo de esta pandemia. Sin embargo, es válido cuestionarse, ¿Alemania ha actuado correctamente?

Hasta el día de hoy 13 de mayo de 2020 el número de infectados es de 171.360 y la tasa de mortalidad es de 0,4%. Si comparamos el número de infectados con el número de muertes notaremos que es bastante bajo en comparación a sus países vecinos como Italia y España donde la tasa de mortalidad supera el 14%. La pregunta es: ¿cómo Alemania ha logrado mantener los números de defunciones tan bajos?

Desde antes de que algún caso de coronavirus se reportara en Europa, Alemania decidió instalar un comité permanente el cual vigilaría la expansión del virus. El primer caso de COVID se reportó el 27 de enero de este año en Baviera, y tan solo cuatro días más tarde el gobierno federal implementó una “Meldepflicht” lo que significa que cualquier persona que contrajera el virus tenía que reportarse para que el gobierno pudiese dar seguimiento a la progresión del virus. Es importante recordar que Alemania es un gobierno federal y que cada “Bundesland” (estado federal) puede implementar medidas diferentes, acorde a lo que consideren necesario. Esto significa, que mientras Baviera cierre sus colegios o implemente la cuarentena, en Hamburgo se puede declarar que no es necesario seguir estas regulaciones. Por eso el progreso de las regulaciones y medidas tomadas en Alemania son un poco más complicadas de rastrear. Todos actúan de diferentes maneras. Mientras que el federalismo es muy criticado en Alemania, por la dificultad de llevar homogeneidad al país, se dice que esto pudo haber ayudado al gobierno alemán, ya que el procedimiento de buscar soluciones locales pudo contribuir a los buenos resultados

A principios de marzo el gobierno federal comenzó a implementar mas medidas, pero muchas de estas eran sugerencias. Por ejemplo, les sugirieron a los demás estados cancelar los eventos de más de 1000 personas. Finales de marzo las regulaciones se volvieron mas estrictas. Dos semanas de cuarentena para cualquier alemán que venía del extranjero, limitaciones de viajes entre países europeos y el cierre de numerosos negocios. No queda de más notar que la respuesta de Alemania no fue increíblemente rápida, es más, tardaron alrededor de un mes en aplicar medidas estrictas en toda Alemania. Para el primero de abril ya había un poco más de 67 mil casos. Entonces, ahora que sabemos que la rapidez no fue el factor determinante en las buenas estadísticas. ¿Qué hizo que la balanza se inclinara de esta manera?

Mientras que tal vez el gobierno no actuó velozmente, las medidas que sí se tomaron, como el cancelar las clases o aplicar el distanciamiento social, parecen haber frenado la curva de los contagios, según el instituto de Robert-Koch.

El ministro de salud Jens Spahn dijo en una entrevista de prensa a finales de enero que Alemania estaba “bien preparada”, lo cual es muy cierto en muchas áreas. Por ejemplo, contaban 33,9 camas de hospitales por cada 100.000 habitantes, o la anticipación para poder hacer hasta 200.000 pruebas por semana. Muchos consideran que fue exactamente esto lo que les dio una gran ventaja ante los demás países europeos, la rapidez con la que pudieron confirmar los casos y comenzar a hospitalizar a los infectados.

El 6 de mayo el gobierno decidió poner en acción el plan de reapertura. Los colegios y muchos negocios están regresando a la normalidad, siempre con las medidas necesarias. Lamentablemente pocos días después de que se levantaran las restricciones, el número de casos aumentó considerablemente. Sin embargo, la canciller Angela Merkel no parece muy preocupada y dice que en caso de que el número de infectados supere los 50 por cada 100.000 personas, ellos están preparados para aplicar un “freno de emergencia”.

Después de poco más de un mes de cuarentena y un tiempo difícil en el ámbito económico para toda Alemania, muchos habitantes parecen estar cansados de mantener las reglas y poner en pausa el curso de su vida normal. Argumentan que sus derechos se les están arrebatando y que el gobierno les esconde información sobre el virus y su origen. Las teorías de conspiración son un favorito entre los protestantes. Las autoridades alemanas calculan unos 10.000 manifestantes en Berlín, Múnich, Frankfurt y Stuttgart.

Es importante recordar que esto es un tiempo difícil para todos, algunos mas que a otros. No es tiempo de buscar culpables, enojarnos y llevar caos a las calles, porque no es una solución favorable. Mientras los gobiernos si son responsables por su población, tenemos que entender que esto es un período de prueba y error, cada día es un nuevo desafío, cada día mas gente inconforme. Personalmente me parece que el gobierno alemán ha tomado acción atinadamente ante esta crisis, ellos son un muy buen ejemplo de la importancia de actuar y tomar cartas en el asunto, más que todo nos expone ante la importancia vital de tener un buen sistema médico el cual ayude a todos y cada uno de los habitantes de una nación.

The Coronavirus pandemic is changing the way we go about our day: shopping, eating and most importantly for this article it changed the way we learn. In the course of one weekend, we for example, as students of the German School of Guatemala, had to change our whole routine and transition to online school and it wasn’t just us, the whole world and its students had to do the same. While this is extremely hard judging from a psychologic or pedagogic view, it has become a real burden from an economic position. Students around the globe are starting to wonder whether...

Cuando pensamos en el mes de mayo automáticamente pensamos en el día de la madre, primavera y vacaciones, pero junto con estas celebraciones también se festeja un día importante para las personas que sufren de una enfermedad muy poco conocida, el lupus.